Seleccionar página

Como consecuencia de las órdenes de confinamiento aplicadas en distintos países ante la pandemia de coronavirus (COVID-19), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) estimó que 7 millones de mujeres podrían enfrentar embarazos no deseados.

En este escenario, es primordial que las personas, principalmente mujeres y adolescentes, tengan acceso a información científica y laica sobre los métodos anticonceptivos para que, en caso de no querer un embarazo en este momento, puedan acceder a opciones dentro o fuera de los servicios de salud pública, a través de farmacias, por ejemplo.

Aquí te dejamos una lista para que puedas identificar las diversas opciones anticonceptivas más y menos efectivas.

Los más efectivos:

Los métodos que han demostrado mayor efectividad, son los denominados permanentes: la ligadura tubárica, OTB o salpingoclasia en el caso de las mujeres y la vasectomía, en el caso de los hombres. Ambas son generalmente irreversibles y tienen pocos efectos secundarios.

A estos métodos les siguen en eficacia, el implante subdérmico y el DIU hormonal, cuyos efectos secundarios como sangrado irregular, sensibilidad mamaria, aumento de peso, cambios en el estado de ánimo, entre otros, deben ser monitoreadas por un profesional de la salud.

El condón masculino es la opción más económica y sencilla de usar, entre sus desventajas están las reacciones alérgicas y que puede deslizarse o romperse durante el acto. Sin embargo, su uso correcto presenta menos de 3 embarazos por cada 100 mujeres en un año de uso típico. Además es el único que previene también las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), igual que el condón femenino.

Los menos efectivos

El ritmo y el coito interrumpido son los métodos menos efectivos en la prevención de un embarazo, son denominados “métodos naturales” y ninguno de los dos está reconocido como método anticonceptivo moderno.

Para información más detallada sobre los métodos anticonceptivos, te sugerimos revisar esta tabla que te da información general sobre 16 opciones anticonceptivas, su descripción, nivel de eficacia, un listado de ventajas, desventajas y posibles efectos secundarios.

El acceso informado a métodos anticonceptivos es un derecho humano reconocido por tratados internacionales y, como tal, debe ser garantizado por el personal de salud, quien debe:

  • Asegurar la privacidad y confidencialidad del usuario/a.
  • Ser respetuoso con las elecciones, cultura, religión y sexualidad del usuario/a.
  • Escuchar de manera activa y con interés.
  • Estar atento a las preguntas y necesidades específicas del usuario/a.
  • Usar un lenguaje claro que el/la usuario/a pueda entender.
  • Evitar la comunicación unidireccional y evitar preguntas abiertas.
  • Evitar actividades y comportamientos críticos.
  • Proporcionar información imparcial y basada en evidencias.