Seleccionar página

El 25 de septiembre el Congreso Local de Oaxaca aprobó la despenalización del aborto durante las primeras 12 semanas de gestación, con ello hicieron de Oaxaca la segunda entidad del país en acompañar las decisiones reproductivas que competen sólo a las mujeres.

“Celebramos esta reforma. El gobierno de Oaxaca tiene la oportunidad histórica de eliminar el embarazo forzado y asegurar que las mujeres de su estado tengan acceso a servicios de salud de calidad con la tecnología más segura”, dijo María Antonieta Alcalde Castro, directora de Ipas CAM (Centroamérica y México).

El 24 de Octubre el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, publicó en el Periódico Oficial del Estado de Oaxaca el decreto 806 con folio folio 2019/10/EXT-DECRETO806 que oficializa la reforma a los artículos 313, 315, 316 y 321 del Código Penal estatal para establecer que solo se considerarán como delitos los procedimientos de aborto realizados después de las 12 semanas de gestación.

Esta reforma se suma a las cuatro causales existentes previamente en la entidad para acceder a procedimientos de aborto legal:

a) cuando el embarazo es resultado de violencia sexual,

b) cuando sea producto de una inseminación artificial no consentida,

c) cuando el embarazo ponga en riesgo la salud de la madre o

d) cuando se identifiquen malformaciones genéticas o congénitas en el producto.

En cualquiera de estos casos, las mujeres  podrán acceder a procedimientos legales de aborto aún después de las 12 semanas de gestación sin temor a ser criminalizadas o penalizadas, incluso podrán acceder a procedimientos seguros a través de los servicios públicos de salud.

Esta reforma también establece que las mujeres que aborten por una causa natural comprobable, no recibirán sanción alguna, por otro lado, “quien haga abortar a una mujer, sin el consentimiento de esta, se le aplicará de tres a seis años de prisión, y si empleara violencia física o moral, la pena será de seis a 10 años de prisión”.

“Celebramos la decisión y esperamos que esta reforma al Código Penal venga acompañada de acciones efectivas y contundentes para garantizar el acceso efectivo a servicios de salud de calidad, accesibles y con el uso de tecnología adecuada, solo así las mujeres podrán gozar plenamente de sus derechos”, dijo Fernanda Díaz de león Ballesteros, coordinadora de políticas y abogacía de Ipas México.

Desde la despenalización del aborto en la Ciudad de México en 2007, ninguna otra entidad federativa había realizado modificaciones legales en materia de aborto para proteger las decisiones reproductivas de las mujeres y facilitar el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos.

Desde 2007 el Programa de Interrupción Legal del Embarazo en la Ciudad de México ha atendido a más de 215 mil mujeres de diferentes estados de la República Mexicana con una tasa cero de muertes maternas, por encima de estándares internacionales, y con altos niveles de eficacia en procedimientos seguros con medicamentos y evacuación endouterina antes de las 12 semanas de gestación.

“Debemos reconocer, agradecer y felicitar los esfuerzos de organizaciones locales que impulsaron y defendieron este proceso de modificaciones legales a favor de la vida, la libertad y el bienestar de miles de mujeres”, dijo Díaz de León.

En los últimos 20 años Ipas ha apoyado la sensibilización y captación técnica y clínica de trabajadores del sector salud de Oaxaca, incluyendo proveedores directos y tomadores de decisión, también estudiantes de medicina desde las principales escuelas de medicina y ciencias de la salud en el estado. Además de activar y sostener distintas estrategias de información y comunicación para incrementar la opinión pública y mediática favorable alrededor del aborto, con base en evidencia científica.